5/06/2010

Que es el bar Enrique ?

bueno, las ciudades son las hijas del miedo, del miedo a la selva. ya en el trazado de la ciudad descubrís de la rectitud que tiene la ciudad, las calles, las esquinas, las manzanas, las veredas. Esta todo construido para que ni un burro ciego camine por ella. el bar es: los últimos pantanos de la selva, los últimos lugares donde existe el riesgo, que lo que no es el bar, y es el lugar donde cuchi cuchi va construyendo esa pequeña vida que te deja respirar la ciudad donde tenes que conformarte con haber si tenes hijos escribís un libro. el bar es la ultima oferta de la eternidad, la ultima oferta que queda de la libertad, el peligro a que pierdas tu novia, a que te enojes con tu amigo, a que aparezcan personas desconocidas, yo creo que el bar es sobre todo, no digo la selva, pero por lo menos es el bosque que le queda a la ciudad.

Enrique Sins

11/23/2009

Son tres Personajes


Estos son tres personajes, habitan dentro de nosotros y a nuestro alrededor, están en todas partes, en los ojos de muchas personas los hemos visto y muchas veces los han visto en los nuestros.

Mal Humorado: Este es el personaje que no quiere ni querer, que ha aceptado toda su existencia tal como es, ha renunciado a su capacidad de transformar. Puede que viva rodeado de lujos y reconocimientos, parece un triunfador, pero en el fondo quien gobierna es su mal humor. El ceño fruncido es lo que le entrega a las miradas que lo sorprenden. No le interesa nada en realidad, solo demostrar que está enojado. No tiene arte, solo la compra, y ni siquiera le agrada de verdad.

El Putrefacto: es un héroe, hace mucho tiempo que su reflejo quedó botado en algún callejón o olvidado en alguna plaza, es ese borracho que en mitad de la noche canta un des amor a la luna. El está dispuesto a reír en cada esquina, a encontrar la maravilla del mundo en cada minuto, es un personaje taciturno, somnoliento. Los acontecimientos de su vida no tienen una frontera muy clara entre lo onírico y lo real. Es un navegante perdido sin rumbo que no está dispuesto a encallar su nave en ningún puerto, es todo y nada, puede estar en cualquier lugar, y por eso a todos puede hacer reír. Dentro de él también habita un niño, en este caso, no un niño mal humorado, sino un niño que no quiere dejar de reír, no quiere aceptar un mundo que le entrega seriedad. Odia al mundo gris que a veces lo atormenta, no está hecho para eso, por eso es un héroe putrefacto, todo lo liquida y destruye, consigo todo es corrompible. El no está en la cúspide de la torre, pero porque no quiere, se niega a esa vida, el está en las periferias, es ese espacio de descomposición, que empieza a transformar el mundo, pero solo destruyendo. No conoce de que aferrarse, al final del día solo está el delante de si mismo, y de ahí nace su arte.


El optimista: La salida del sol para él sigue siendo un momento de alegría, puede sonreír, y puede mirar a su alrededor e inspirar el aire, se siente alegre de estar vivo, de estar dentro de sus zapatos, aunque no sepa muy bien para que. Siempre viene despertando, como si todo fuera nuevo. Por primera vez está abriendo los ojos, y se maravilla de los detalles más cotidianos, un plato de comida, un pájaro, una planta.
Dentro de él existe una esperanza, existe la proyección y la idea. Algo puede ser distinto, hay algo distinto en todas las cosas, ese mundo que lo rodea no es el único que existe, de hecho, ese mundo no está hecho de nada, ve como todos viven “algo”, sufren, se alegran, gritan, lloran, siendo que son ellos mismos los que eligieron ese algo. El optimista se mete en la vida, y recorre sus caminos sin entregarse, no lo hace por conseguir algo, lo hace por experimentar. Su arte muchas veces es parecido a imitar, a caminar siguiendo a algún señor gordo o hacerse el hombre de negocios.

Muchas veces el optimista se emborracha con el putrefacto y nacen poesías a la vida, en ocasiones, el putrefacto acompaña al optimista a una colina a maravillarse de las sombras que ahí se producen al atardecer. El mal humorado con el putrefacto se entrega a su dolor y al final por fin llora, cuando está con suerte y sale con el optimista también aprende a reír.

5/26/2008

EL PERFORMER - JERZY GROTOWSKI


El Performer, con mayúscula, es el hombre de acción. No es el hombre que hace la parte de ótro. Es el danzante, el sacerdote, el guerrero: está fuera de los géneros estéticos. El ritual es performance, una acción cumplida, un acto. El ritual degenerado es espectáculo. No quiero descubrir algo nuevo, sino algo olvidado. Algo tan viejo que todas las distinciones entre géneros estéticos ya no son válidas.
Yo soy teacher of Performer. Hablo en singular. El teacher es alguien a través del cual pasa la enseñanza; la enseñanza debe ser recibida, pero la manera para el aprendiz de redescubrirla, de acordarse, es personal. ¿Cómo es que el teacher conoció la enseñanza? Por la iniciación, o por el hurto. El Performer es un estado del ser. Al hombre de conocimiento se le puede pensar en relación a Castaneda, si se ama su color romántico. Yo prefiero pensar en Pierre de Combas. 0 hasta en Don Juan descrito por Nietzsche: un rebelde que debe conquistar el conocimiento; que aún si no es maldecido por los otros, se siente diferente, como un outsider. En la tradición hindú se habla de los vratias (las hordas rebeldes). Un vratia es alguien que está sobre el camino para conquistar el conocimiento. El hombre de conocimiento dispone del doing, del hacer y no de ideas o de teorías. ¿Qué hace por el aprendiz el verdadero teacher? El dice: haz esto. El aprendiz lucha por comprender, por reducir lo desconocido a conocido, por evitar hacerlo. Por el mismo hecho de querer comprender opone resistencia. Puede comprender sólo si hace. Hace o no hace. El conocimiento es un problema de hacer.

EL PELIGRO Y LA SUERTE
Si utilizo el término de guerrero, se piensa de nuevo en Castaneda, pero todas las Escrituras también hablan del guerrero. Se le encuentra tanto en la tradición hindú como africana. Es alguien que es consciente de su propia mortalidad. Si hay que afrontar los cadáveres, los afronta, pero si no hay que matar, no mata. Entre los indios del Nuevo Mundo se dice del guerrero que entre dos batallas tiene el corazón tierno, como una joven doncella. Para conquistar el conocimiento lucha, porque la pulsación de la vida se vuelve más fuerte, más articulada en los momentos de gran intensidad, de gran peligro. El peligro y la suerte van juntos. No hay gran clase sino con respecto a un gran peligro. En el momento del desaffo aparece la ritmatización de las pulsaciones humanas. El ritual es un momento de gran intensidad. Intensidad provocada. La vida se vuelve entonces rítmica. El Performer sabe ligar el impulso corpóreo a la sonoridad (el flujo de la vida debe articularse en formas). Los testigos entran entonces en estados intensos porque, dicen, han sentido una presencia. Y esto, gracias al Performer que es un puente entre el testigo y algo. En este sentido, el Performer es pontifex, hacedor de puentes.
La esencia: etimológicamente se trata del ser, de la seridad. La esencia me interesa porque no tiene nada de sociológico. Es eso que no es recibido de los otros, aquello que no viene del exterior, que no es aprendido. Por ejemplo, la conciencia (en el sentido de the conscience, la "conciencia moral") es algo que pertenece a la esencia, y que es del todo diferente del código moral que pertenece a la sociedad. Si infringes el código moral, te sientes culpable, y es la sociedad la que habla en ti. Pero si haces un acto contra la conciencia, sientes remordimientos -esto es entre tú y tú mismo, y no entre tú y la sociedad. Porque casi todo aquello que poseemos es sociológico, la escencia parece poca cosa, pero es tuya. En los años cincuenta, en Sudán, había jóvenes guerreros en los pueblos Kau. En el guerrero en organicidad plena, el cuerpo y la esencia pueden entrar en ósmosis y parece imposible disociarlos. Pero esto no es un estado permanente, dura sólo un breve período. Es, según la expresi6n de Zeami, la flor de la juventud. En cambio, con la edad, se puede pasar del cuerpo-y-esencia al cuerpo de la esencia. Esto resulta de una diffcil evolución, evolución personal que, de cualquier modo, es la tarea de cada uno. La pregunta clave es: ¿Cuál es tu proceso? ¿Eres fiel o luchas contra tu proceso? El proceso es como el destino de cada uno, el destino propio que se desarrolla (o: que simplemente se desenvuelve) en el tiempo. Entonces: ¿Cuál es la cualidad de tu sumisión a tu propio destino? Se puede captar el proceso, si lo que se hace está en relación con nosotros mismos, si no se odia lo que se hace. El proceso está ligado a la esencia y, virtualmente, conduce al cuerpo de la escencia Cuando elñ guerrero está en el breve tiempo de la ósmosis, cuerpo-y-esencia debe captar su proceso. Cuando nos adaptamos al proceso, el cuerpo resulta no-resistente, casi transparente. Todo es ligero, todo es evidente. En el Performer el performing puede resultar muy próximo al proceso.

EL YO-YO
Se puede leer en los textos antiguos: Nosotros somos dos. El pájaro que picotea y el pájaro que mira. Uno morirá, uno vivirá. Embriagados de estar en el tiempo, preocupados de picotear, nos olvidamos de hacer vivir la parte de nosotros mismos que mira. Hay entonces el peligro de existir sólo en el tiempo y en ningún modo fuera del tiempo. Sentirse mirado por la otra parte de sí mismo, aquélla que está como fuera del tiempo, otorga la otra dimensión. Existe un Yo-Yo.
El segundo Yo es casi virtual; no está en nosotros la mirada de los otros, ni el juicio, es como una mirada inmóvil: presencia silenciosa, como el sol que ilumina las cosas y basta. El proceso de cada uno puede cumplirse sólo en el contexto de esta inmóvil presencia. Yo-Yo: en la experiencia la pareja no aparece como separada, sino como plena, única.
En el camino del Performer, se percibe la esencia durante su ósmosis con el cuerpo; entonces se trabaja el proceso desarrollando el Yo-Yo. La mirada del teacher puede a veces funcionar como el espejo de la conexión Yo-Yo (esta conexión no estando aún trazada). Cuando el enlace Yo-Yo es trazado, el teacher puede desaparecer y el Performer continuar hacia el cuerpo de la esencia. El que se puede reconocer en la foto de Gurdjieff viejo sentado sobre una banqueta en París. De la imagen del joven guerrero de Kau a aquélla de Gurdjieff está el camino del cuerpo-y-esencia al cuerpo de la esencia.
El Yo-Yo no quiere decir estar cortado en dos sino ser doble. Se trata de ser pasivo en la acción y activo en la mirada (al contrario de lo habitual). Pasivo quiere decir ser receptivo., Activo estar presente, Para nutrir la vida del Yo-Yo, el Performer debe desarrollar no un organismo masa, organismo de músculos, atlético, sino un organismo-canal a través del cual las fuerzas circulan.
El Performer debe trabajar en una estructura precisa. Haciendo esfuerzos, porque la persistencia y el respeto de los detalles, son el rigor que permite hacer presente el Yo-Yo. Las cosas por hacer deben ser exactas. Don't improvise, please! Hay que encontrar acciones simples; pero teniendo cuidado que sean dominadas y que esto dure. De otra manera no se trata de lo simple, sino de lo banal.

ESO QUE RECUERDO
Uno de los accesos a la vía creativa consiste en descubrir en si mismo una corporeidad antigua a la cual se está unido por una relación ancestral fuerte. Entonces uno no se encuentra ni en el personaje ni en el no-personaie. A partir de los detalles, se puede descubrir en si a otro -al abuelo, la madre. Una foto, el récuerdo de las arrugas, el eco lejano de un color de la voz permite re-construir una corporeidad. Al comienzo, una corporeidad de alguien conocido, y después más y más lejos, la corporeidad del desconocido, del ancestro. ¿Es verídica o no? Tal vez no es como ha sido, sino como hubiese podido ser. Puedes llegar a un pasado muy lejano como si la memoria se despertase. Es un fenómeno de reminiscencia, como si uno recordase al Performer del ritual primario. Cada vez que descubro algo tengo la sensación que es eso que recuerdo. Los descubrimientos están de nosotros y es necesario hacer atrás para llegar hasta ellos.
¿Con la irrupción -como en el regreso de un exilado- se puede tocar algo que ya no está ligado a los orígenes pero-si oso decirlo- al origen? Creo que sí. ¿Está la esencia tras la memoria? No sé nada. Cuando trabajo muy cerca de la esencia, tengo la impresión de actualizar la memoria. Cuando la esencia está activada, es como si fuertes potencialidades se activasen. La reminiscencia es tal vez una de estas potencialidades.

HOMBRE INTERIOR
Cito: Entre el hombre interior y el hombre exterior existe la misma diferencia infinita que entre d cielo y la tierra.
Cuando me tenía en mi causa primera, no tuve Dios, era mi propia causa. Allí nadie me preguntaba hacia dónde tendía ni qué era lo que hacíá; no había nadie para interrogarme. Eso que quería, lo era y eso que era lo quería; era libre de Dios y de todas las cosas.
Cuando me salí (me fluí) todas las criaturas hablaron de Dios. Si se me preguntaba: -Hermano Eckhart, ¿cuándo saliste de casa? -Estaba allí tan sólo hace un instante. Era yo mismo, me quería a mí mismo y me conocía a mí mismo, para hacer al hombre (que aqui abajo soy). Por esto soy no-nato, y según mi modo de no-nato no puedo morir. Eso que soy según mi nacimiento morirá y desaparecerá, porque eso es devuelto al tiempo y podrirá con el tiempo. Pero en mi nacimiento nacieron también todas las criaturas. Todas prueban la necesidad de elevarse de su vida a su esencia.
Cuando regreso, esta irrupción es más noble que mi salida. En la irrupción -allí estoy por encima de todas las criaturas, ni Dios, ni criatura; pero soy eso que era, eso que debo permanecer ahora y por siempre. Cuando llego allí, nadie me pregunta de dónde vengo, ni dónde he estado. Allí soy eso que era, no crezco ni disminuyo, porque allí soy una causa inmóvil, que hace mover todas las cosas.



NOTA: Una versión de este texto (basado sobre la conferencia de Grotowski) ha sido publicada en mayo de 1987 por ART-PRESS en París, con la siguiente nota de Georges Banu "No es ni una grabación, ni un resumen lo que propongo aquí, sino unos apuntes tomados con cuidado, lo más próximo posible a las formulaciones de Grotowski. Seria necesario leerlos como indicaciones de trayecto y no como los términos de un programa, ni como un documento terminado, escrito, cerrado. Los ecos de la voz del ermitaño pueden llegar hasta nosotros aunque sus actos permanezcan secretos". Los subtítulos de los parágrafos (excepto el último: "hombre interior") son de la redacción de ART-PRESSE. Este texto ha sido elaborado y ampliado por Grotowski. Grotowski habla aquí de su más alto designio. ldentificar "el Performer' con los participantes del WORKCENTER OF JERZY GROTOWSKI sería un abuso. Se trata más bien de la cumbre, del caso de aprenndizaje que, en toda la actividad del "teacher of Performer", no se presenta mas que raras veces.

Texto original en francés; traducción al español a cargo de Farahilda Sevilla y Fernando Montes, autorizada por el autor.

6/19/2007

La angustia por no durar todo el tiempo nos impulsa a poseer todo el espacio. Pero la infinitud por antojarsenos mas accesible se nos hace menos profunda. y sin embargo, para apoderarse de lo duradero, debemos obligatoriamente poseer la materia, porque es en ella donde yace oculta la llave de la eternidad. (tripolaridad de la metafisica. Carlo Poncini)
Alejandro Jodorowsky

6/18/2007

Don Serapio


Este es don Serapio, oriundo de Curacautín, aunque en realidad se crío en Lonquimay, tuvimos la suerte de ayudarlo a correr su casa, por que en invierno le dentraba el agua. El se reconocía como evangélico aunque siempre que escuchaba la radio evangélica decía que esos eran puros charlatanes. A los 13 años jugando futbol, contaba, un pelotazo le saco un ojo de su cuenca, el corrió despavorido y se encerró en su casa por 3 semanas, todos tocaron su puerta, autoridades, médicos, vecinos, familiares, pero nada, el no quería abrir, decidió por meterse el ojo de welta en la cuenca y amarrarse una camisa, y así recupero la vista, cuenta. A los 30 años le ofrecieron ser cuidador de un internado que estaba cerro arriba, y ahí estuvo por 20 años más completamente solo, con la compañía del león del monte (secuaz de Satán) y algunos otros seres un tanto indescriptibles. Recordaba que siempre que llegaban a verlo otras personas el no hallaba la hora de que se fueran, le gustaba la soledad, ya que muy malas experiencias había tenido de la gente, cuando había sido cantante de rock, tocamos hasta en Temuco decía, pero el alcohol y las mujeres lo empezaron a trastornar, además de varias estafas porque le pagaban una chaucha, así se hizo amigo de la soledad y aprendió a sanar su extraña enfermedad "locofornia". Que cuando se enojaba, perdía la conciencia y comenzaba a pegarle a cuanta persona se le cruzara, había que laciarlo y amarrarlo a un árbol, solo después de unos días despertaba y la gente le contaba sobre lo sucedido. Es un hombre de gran fe recordaba que dios le enseño a leer en 3 días, porque el no podía, las letras se le olvidaban, fue al colegio, con profesoras, los curas, hasta que un sacerdote que fue como su padre en su lecho de muerte le aseguro, "aprenderás a leer en 3 días" y así fue, al tercer día ya leía, y todos sus amigos se alegraron. Su historia de vida puede ser muy trágica, menos para el, ya que luego de cuidar ese internado por 20 años nada le pagaron y quedo en la calle, el hogar de cristo le regalo la mediagua en la que vivía y a la cual el mismo le había hecho bastantes arreglos, aunque no tenia nada, el decía que era mucho mas rico que sus hermanos o parientes que de pronto aparecen en autos y le dejan algunas cosas, porque el tenia dignidad y ellos no, esto lo decía sin resentimiento alguno, ahora a sus 55 años era un hombre con proyectos, quería criar gallinas y plantar papas, y comenzar a ganarse algunas monedas para salir de ese terreno tan feo en el que estaba. Agradecía a dios no ser alcohólico ni tener algún vicio, lo decía mirando a sus vecinos, estaba orgulloso de su empuje y alegría.... yo le creí.

6/06/2007

Los nervios

Me levanté riendo, es que era un chiste, eso que había soñado me dejó con esa risa nerviosa a flor de piel, esa corriente cosquillante con la que se puede terminar llorando o riendo, así como la forma de librar ese mieducho visceral, como esas niñitas gorditas espinillentas, un tanto reprimidas, que basta con apretarle ese botón oculto en su pecho o su espalda para que exploten y se liberen en furor.
Es curioso que al despertar nos ponemos una faja sobre todo eso que brotó libre y espontáneo en sueños, es una faja medio moralona, que algunos días queda mal abrochada y puede explotar y romperse en cualquier instante y ante la mas minima presión. Como esos cuchuflis gordos de manjar apunto de estallar, que chorrean por sus extremos y al primer rose o sensación sofocante se derraman. O sin ir más lejos ese clásico sanguchito de palta, que de puro nervioso no lo alcanzan a apretar y se caga. Pero mas chistoso aun cuando comemos esos típicos sándwich donde el churrasco no esta picado y al primer mordisco comienza una lucha entre la mandíbula y ese nervio de la carne que no sede y no se rompe, y quedamos con el bocado mitad afuera mitad adentro, es ahí cuando el degustador entra en ese nervioso ridículo (parecido al del sándwich de palta), que no disminuye después de tironear un poco con la cabeza, sino talvez solo cuando puede respirar por la nariz con la mandíbula bien cerrada para que no se asome lo que adentro ya se a comenzado a procesar. Así con ímpetu el campeón o campeona intenta acabar con este nervio que no sede y comienza a apretar tanto al sándwich que se comienza a chorriar, como ya decíamos siempre lo primero en salir es la palta. En ese instante, el hecho toma una connotación como un todo perfecto, el personaje nervioso por no poder resolver la molesta situación del desarme inminente del sándwich, piensa en devolver lo ya masticado, lo que sería claramente interpretado como una derrota, ya que pasaría por la vergüenza del comensal, dueño(a) de casa, cantinero o familiares varios. Y todo por culpa de esos nervios, el del churrasco y los del personaje en testimonio. Nervios que no pudieron ser superados y terminan destruyendo la integridad del cuerpo al cual pertenecen.

5/28/2007

Por algun motivo


¿Como galopar por el mundo sintiendo todos sus sabores, olores y emociones, pero sin ahogarse o colmarse de su embriagues? ¿Cuantos crearon desde esa maravillosa embriagues? que inspiró sus pinceles y mentes, y delimitando un camino nubló los demás.

Como cuando nos queremos inundar de una emoción para botarla, pero no, nos convertimos en ella! la amamos, amamos esa melancolía, que sangra y se queja, esa especie de sadomasoquismo. Nos encanta encarnar un rol y desde ahí expresarnos, siempre estamos siendo un rol, amamos tener una identidad que nos defina y estigmatice.

La melancolía es una de las mas placenteras emociones que podemos poseer, porque nos llena del vació, de que algo nos falta, si antes éramos vacíos pasamos a ser vacíos pero con un sentido. Y comenzamos a soñar, se comienza a mirar hacia el cielo, y ese algo dentro nuestro comienza a desear, tener, pertenecer, querer llorarte, angustiarse, victoria! Poder, o un sometido en busca de cariño y protección, cuanto lo amamos.

¿Pero si siempre estamos tomando un rol que nos gratifique? desde donde es que hablamos? Y ¿Desde donde es que pueden nacer estas reflexiones? ¿Existe una especie de rol científico que todo lo quiere entender? Pero mas extrañas aun son esas ganas o mejor dicho “errores”, en el sistema de las felicidades construidas, que de pronto no nos llenan y nos hacemos concientes de que así es. Y como vestiduras que nos quedan chicas no podemos volver a utilizarlas porque sabemos que ya no están a tono con nosotros, además porque sabemos que son artificiales, que ese hálito de naturalidad que nos entrega sobre la dulzura o amargura del mundo cual jeringa la inyectamos para vivirla, ¿Qué objetivo ser nos muestra de pronto esta cruda realidad? Por la cual nuestro estómago se apreta, de imaginarse vivir en un mundo sin seducción y aborrecimiento. Como dejar de ser ese gozoso ser que deambula oliendo flores y escapando de las grutas de los bosques. ¿Cuál será la pasión que nos movilizará posteriormente? Como existe la poesía si no es desde las víseras? ¿Existe una poesía objetiva? O es que nunca se acaban estos llamativos olores y siempre los estamos soñando, y que nos motivan a construir y destruir, a forjar nuestro destino basados en el deseo, ese deseo que muy pocas veces se sacia y construye y destruye, va y viene es, se deja ser y se reprime, para luego querer cambiar. Inexplicables y desconocidos son los caminos del los hombres, alguna vez escuche, y también así eso que los hace escogerlos.

Como el motivo que me lleva a escribir esto, aparte de una posible intención de maravillar por mi reflexión, ¿intento llegar a la verdad? Es acaso una mezcla insoluble entre lo intrínsicamente necesario y saciar ese deseo de reconocimiento. ¿Que es lo que erigen y nutren todas estas delicias? ¿Que certezas y placeres nos permiten?